17 sept. 2014

pause

A veces la vida pasa a un ritmo que eres incapaz de seguir.
Todo a tu alrededor parece un caos y no consigues ordenarlo.
Por supuesto, es el peor momento para hacer lo que más te pide el cuerpo: descansar. 
La interminable lista de cosas por hacer crece desorbitadamente.

Es momento de darle al botón de pausa. De respirar hondo y regalarte un momento para ti misma.
En lugar de bajar, editar, subir las fotos del post de esta semana, creo que voy a llenar la bañera.
Preferible darle al PAUSE antes de que el estrés te obligue a apretar el STOP

4 comentarios:

  1. Dale al pause y relájate! Nada es nunca tan urgente como creemos o nos hacen creer. Y al final, lo que más importa es sentirnos bien con nosotros mismos, aprovechar al máximo todo lo que tenemos y escuchar a nuestro cuerpo. Que usted lo descanse bien!

    ResponderEliminar
  2. Pausate todo lo que necesites, faltaría más!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Digues que sí, hem de portar el nostre propi ritme, podem posar el pause sempre que ho necessitem!

    ResponderEliminar