18 nov. 2014

helicópteros y juncos

Tengo por costumbre hojear la sección "en familia" del suplemento "estilos de vida" de la vanguardia cuando voy a la biblioteca. Casi siempre encuentro sabías reflexiones entorno a la educación.

Helicòpter - Helicóptero
Fotografia Kristu via Flickr

Esta vez, el artículo sobre los padres hiperprotectores no me dejó indiferente:

"La hiperpaternidad es un modelo de crianza originado en Estados Unidos, basado en una incansable supervisión por parte de los padres sobre los hijos, que se ha importado con éxito a Europa. Y a las ya conocidas variedades de los padres helicóptero (que sobrevuelan sin tregua las vidas de sus retoños, pendientes de todos sus deseos y necesidades) y de los padres apisonadora (quienes allanan sus caminos para que no se topen con dificultades) se les ha añadido la de los padres guardaespaldas: progenitores extremadamente susceptibles ante cualquier crítica sobre sus hijos o a que se les toque."

No es la primera vez que hablo sobre esos padres superprotectores a la par que exigentes. Si queréis introduciros en el tema os vuelvo a recomendar la lectura del libro Bajo presión de Carl Honoré.

Para contarestar recupero otro artículo, también del mismo suplemento, en el que se proponían cuáles son los herramientas claves para educar en la incertidumbre. Recuerdo que la metáfora del junco me pareció muy apropiada:

“Necesitamos criar juncos: jóvenes que tengan unas raíces firmes, es decir, un equilibrio psicológico e intelectual sólido, pero que sean flexibles para adaptarse a los vientos que vayan soplando”.

Por si acaso, y para seguir dándole vueltas al tema, me traje a casa dos lecturas más:

Ya os explicaré que tal.

¿Vosotros que pensáis? ¿Os parece que los padres de hoy en día pecamos de superprotectores? ¿ Cómo fomentáis la independencia de vuestros pequeños?

2 comentarios:

  1. el de ensenyame a hacerlo sin tu ayuda es de montessori, no?
    yo he de admitir que en verano cuando su vecina venîa a casa a jugar con mi nena y la vecina hacîa ciertas cosas que no me convencîan, me quedaba en mi silla leyendo sin leer pero sobre todo sin actuar. después eso sî hablaba con mi ninya y le explicaba cômo reaccionar ante ciertos ataques verbales. su papà es helicôptero total jajajaj y yo soy màs de si quiere algo que a mî no me apetece le digo: inténtalo y si lo consigues, tû ganas. aunque a veces peco de apisonadora ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, es montessori. No lo sabía cuando me lo llevé de la biblioteca,la verdad. Pero creoq eu si le quitas el "adjetivo" montesori se lee como un libro de manualidades y actividades para niños con muchas ideas originales. Me esta gustando.

      Todos somos un poco helicoptero y apisonadora. ¿Quién no querría que todos los obstaculos a los que tenga que enfrentarse su hijo/a sean a su medida? Pero lo importante es darse cuenta cuando lo somos en exceso y dejar que experimenten, que decidan por ellos mismos, que se equivoquen... que aprendan a espavilarse sin nosotros, vaya.

      Eliminar