10 mar. 2015

foodiekids by mammaproof

De nuevo, las gabardinas amarillas de mammaproof han vuelto a liarla. A estas alturas ya habreis oido hablar de la iniciativa, desde facebook o instagram o a través de alguno de los blogs de las autoras de la guia
Como me parece una iniciativa que merece ser respaldada me faltó tiempo para firmar el manifiesto. 
Desde aqui, os animo a firmarlo también y claro, a haceros con un ejemplar de la guia en cuanto esté en venta.

 http://www.mammaproof.org/foodiekids


Tengo mucha suerte: A. come muy bien y de todo.
Sorprendentemente, si hay una cosa que les cuesta mucho comer son los fritos: ni nuggets, ni palitos de merluza, ni croquetas... Los come, sí, pero prefiere cualquier cosa antes.

Por supuesto, es una niña, y si le preguntas, afirmará con rotundidad que su plato preferido son los macarrones. Y de postre, yogurt. Pese a que le guste mucho la fruta y se coma los garbanzos cuál caramelos.
A. ya ha aprendido una gran lección sobre la importancia de una dieta equilibrada. Desde bebé ha sufrido a menudo de estreñimiento (herencia de la familia de mamá). Y a sus cuatro añitos a punto de cumplir, sabe perfectamente que es mala idea comer pasta o arroz varios días seguidos sin combinarlos con fruta y verdura.

Y me ha salido sibarita, qué le vamos a hacer. No será la primera vez que en vez de los insípidos espaguettis carbonara del menú infantil, se come el arroz caldoso con sípia que ha pedido papá. Odia los palitos de pescado congelado y en canvio le encanta comer una buena rodaja de rape fresco.

Por qué os cuento todo esto? Porqué mammaproof ha decidido impulsar una iniciativa que  vale la pena difundir: la foodie kids revolution!

Cuando vamos al restaurante con otras familias, A. siempre cae en el error de pedir lo mismo que los otros niños: los nuggets de pollo, la pizza de jamón dulce... Y siempre acaba pasando lo mismo: deja lo que ha pedido en el plato y se come media ración de la pizza de espinacas de alguna sorprendida mamá.

Cuando vamos nosotros solos optamos por evitar el menú infantil y pedir un único plato del menú de adultos o bien preguntar por el pescado del día. Al principio todos los camareros nos miran raro, pero cuando se acostumbran, los cocineros nos sonrien contentos al ver su plato vacío.

Cómo no sé si con el segundo tendré tanta suerte y será tan buen comedor como A.; me encantaría que muchos restaurantes se sumen a la inicitiva #foodiekids. Qué sea más fàcil encontrar menús infantiles que incluyan verdura y pescado y eviten los fritos. Si además son productos ecológicos, integrales y de proximidad, aún mejor.

Es un gran reto que lanzamos las mamás a los cocineros: inovación y variedad en el menú infantil. Si educamos el paladar de nuestros hijos desde pequeños para que aprecien la buena cocina, serán fieles clientes de sus restaurantes en el futuro. No os parece?

http://mammaproof.org/foodiekids/firma-el-manifiesto/

Os animo a uniros a la revolución! Podeis leer y firmar el manifiesto, o proponerselo a  restaurantes de vuestra ciudad. O también difundir la iniciativa usando los hashtags #foodiekids y #RutaMmmp cuando publiqueis algo sobre ellos en tus redes sociales. Let’s Foodie Kids! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario