7 abr. 2015

Botiquin embarazo

Los primeros en darse cuenta que estas embarazada son los farmaceuticos del barrio. No sólo por el ácido fólico y el test de embarazo, sinó porque aumentan exponencialmente tus visitas.
Dicen que las embarazadas no pueden tomar medicamentos, pero que levante la mano quién haya conseguido sustituir todas las recomendaciones de la comadrona por remedios más naturales.
Ojala no los necesiteis todos. Mejor. Pero por si empezais a notar los canvios y quereis poner remedio a las molestias, aqui va el conjunto de "trastos" que se han ido juntando en mi mesilla de noche:

medicamentos botiquin embarazo


- Suplementos alimenticios: ácido fólico + hierro + yodo. Más que discutible. Hay comadronas que confían más en una dieta equilibrada. En el segundo embarazo, yo he ido a lo cómodo y me tomo un multivitaminico con todo eso y más y así me olvido. Pero reconozco que deberían personalizar más: yodo si comes poco pescado, fructosa si no te gusta la fruta, etc. Cada mujer es un mundo!
En el último trimestre volvió la anemia. Además del multivitaminico, que ya incluye hierro, me tocó doblar dosis. 

- Jarabe nauseas/acidez: De esta me he librado, pensé yo después de pasar el primer trimestre sin ni una nausea matutina. Pues nada que, al final, en el último trimestre, con la acidez, me han llegado las nauseas a mi también. Y a tomar jarabe. Reconozco que no alivia mucho. Más eficaz resulta descansar un poco después de comer e inclinar el cabecero de la cama.

- Antiestrías: Aqui también hay quién no comulga. Pues bien, creais o no en la eficacia del antiestrias, de lo que no vais a libraros es de compraros una buena hidratante y de intentar no olvidaros de ponerla cada día. La piel se da, sí, pero también se reseca. Lo que eligais, va a gustos, karité, aceite de almendras dulces... Y no sólo en la panza. Es muy posible que también noteis la sequedad en labios y manos. A hidratar se ha dicho! Y a juntar un buen puñado de cremas!

- Colutorio para encías con triclosan. Una buena higiene dental y una revisión al dentista, indispensables. El PH de la boca canvia durante el embarazo y las encías pueden sangrar con facilidad.

- Agua de mar. Si hay algo que se me ha resecado en extremo son las mucosas de la nariz. Eso implica que no he moqueado en todo el invierno, pero también que he consumido mucha agua de mar. De nuevo: limpieza y hidratación.

- Aceite para masaje perineal. O para cualquier otro tipo de masaje que vuestra pareja esté dispuesta a haceros. Aprovechar para que os mimen. Las pelotas blanditas con pinchos que veis en la foto son geniales para masajear la espalda.

- Homeopatia para el parto: La comadrona nos recomendo un protocolo homeopatico para el parto y postparto, que incluye 5 preparados que se subministran des de la semana 37 hasta unas semanas después del parto. Lo de la homeopatia es muy personal. Confieso que yo no le tenía mucha confianza, pero en el postparto de A. me fué muy bien así que repetiré esta vez y ya os diré el que.

Y seguro que me dejo algo en el tintero. Llenad los comentarios con vuestras listas. 

Ah, sólo una advertencia: si os parece que durante el embarazo visitais más a menudo las farmacias, esperad a que nazca el bebé: él si que va ser el mejor cliente del barrio!

Estoy en pleno puerperio y, teóricamente, me tomo unas vacaciones bloggeras. Este, como alguno de los post que iré publicando, es un post programado. Si quereis seguir mi andanzas y las del nuevo bebé, me encontráreis en instagram.

No hay comentarios:

Publicar un comentario