24 ago. 2015

dolce far niente

Yo pensaba que era capaz. Capaz de disfrutar del "dolce far niente". Capaz de dejar pasar el tiempo.
Me he dado cuenta de que no. Aunque esté sin cobertura y con el móbil sin bateria -objeto que ocupa dedos y mente cuando hay uno de esos momentos de paz que se podrían aprovechar para ese buen arte- soy incapaz.


Sin título  <Sin título

Sin título  <Sin título 


Siempre tengo que tener algo entre manos, porque sino mi mente no desconecta y se lia a hacer interminables listas de todo-lo-que-debería-estar-haciendo en lugar de nada. Asi que mejor que mientras intento estar quieta en una silla acompañada de un te o una cerveza sin - cosas de abstemia temporal por lactancia- mejor que tenga algo entre manos; sea lectura, punto, aguja o pincel.


Para mi tranquilidad y la de los que me rodean: si pretenden que disfrute del "dolce far niente", de la hamaca, de la terraza, de las vacaciones; dejenme tener alguna actividad entre los dedos. Contradicciones que tiene una.

2 comentarios:

  1. Me pasa exactamente lo mismo. Me encantan las piedras!!!

    ResponderEliminar
  2. Jo sóc una altra de les que descansa o desconnecta fent coses!! No sé parar!

    ResponderEliminar