reversible

Si hay algo que estoy desaprendiendo con toda esta locura de proponerse un reto al mes para los 12pequeñoscambios, es que los cambios deben simplificar tu vida, no complicarla. 
De vez en cuando conviene no hacer las cosas para mejorar, o aprender algo nuevo y volver al nivel principiante, cómodamente y sin complicaciones.

180926sinc01

Así que, si lo que te apetece es tejer un rato, olvídate de pasarte la tarde buscando un patrón dificilísimo en ravelry. Escoge una lana mullidita, multicolor, que ella sola ya dé cuerpo a la pieza, monta 80 puntos y únelos en un magic loop. Pon en marcha tu serie favorita o un documental interesante y teje 3 vueltas al derecho y tres vueltas al revés. Hasta que te quedes sin lana o se acabe el documental o tengas la largura que deseas.

180926sinc02

Ya está, un cuello mullidito y reversible. Siéntate junto a la ventana y marcate un selfie. Aún vas a tener que esperar a que pase veroño para estrenarlo, así que puedes pensar en regalarlo.
Y siéntete aún más feliz, una madeja menos y un regalo de navidad para algún cuñado o cuñada del que ya no tendrás que preocuparte.

Comentarios