12pequeñoscambios

No es ninguna novedad, (lo habréis notado en mis lecturas y en mi instagram) que de una tiempo a esta parte vengo preocupándome de mi/nuestro consumo y cómo afecta al planeta nuestro vertiginoso ritmo de vida.



Aquí algunas ideas de lo que me motiva a introducir #12pequeñoscambios en 2018:

Austeridad

Tampoco hay que engañarse. A veces la austeridad viene impuesta por la necesidad. Personalmente, en 2017, afronté el reto de sacar adelante el proyecto final de carrera que había dejado pendiente. Significó un esfuerzo enorme en organización de mi tiempo, y por qué negarlo, también un esfuerzo económico importante. Os aseguro que vivir con el sueldo de media jornada, hace desaparecer tus ahorros a un ritmo alarmante.
Pero creo que esa austeridad impuesta, que te hace reflexionar mucho sobre gastos superfluos y verdaderas necesidades, conduce a una austeridad voluntaria. Se puede ser feliz con menos.

Optimismo

La verdad es que mi inseguridad laboral me ha llevado en muchos momentos a un estado un poco depresivo. Contra eso, quiero pensar en positivo. Creer que un mundo mejor y más justo es posible y que está en nuestras manos. Contagiarme del optimismo que transmite fijarte pequeños retos y alcanzarlos. No pensar tanto en la lista de lo que queda por hacer y más en lo que he conseguido hacer en un día. Ver el bote medio lleno y no medio vacío. 

Constancia

No se trata de maximizar. Ni voy a dejar de repente de consumir carne y pescado, ni voy a dejar de ir en avión; aunque ambas cosas resulten altamente perjudiciales para el planeta. 
Prefiero empezar por el día a día, por pequeñas cosas, por comer más homemade, por sustituir el coche por la bici o por mis piernas.
Pero sobretodo, por ser constante. No se trata de tirar todo lo de plástico para sustituirlo por vidrio o por bambú (lo que no deja de ser de nuevo, una forma de consumismo), sino de ir modificando hábitos. Dicen que se necesitan 21 días para adquirir un hábito. Prefiero entonces cambiar una sola cosa cada mes, pero incorporarlo como una rutina más y no volver atrás al mes siguiente. Menos pero mejor



Lentitud

No quiero estresarme por llegar a una meta más. Quiero disfrutar del camino y apreciar más lo que hago. Ser más mindfullness. Sólo así seremos conscientes de la magnitud del cambio. Ser más consciente en nuestras elecciones. Reflexionar antes de actuar por impulso o costumbre. Lento pero seguro.

Comunidad

Andar el camino sólo es muy arduo. Y tienes pronto la sensación de que el esfuerzo no vale la pena.  En cambio, si buscas personas que cómo tú, caminan al mismo destino, el camino es más ameno, te señalan las piedras y obstáculos, comparten las herramientas para superarlos. Te acompañan y te animan. Y sientes, que la suma de pequeños gestos implica en global un gran cambio. Juntos es mejor

El reto #12pequeñoscambios

Así que cuando recibí un mail de Mar, explicándome su intención de agruparnos, para poder compartir y avanzar juntos en  nuestros #12pequeñoscambios para el 2018, no lo dudé ni un instante.
La propuesta consiste en fijarse 12 objetivos personales entorno a un tema que propondremos al inicio de cada mes. Mar, Paula y yo, escribiremos un post sobre el tema, y a nivel personal, lo que ya venimos haciendo para mejorar, el objetivo ideal y nuestro pequeño propósito para avanzar en ese camino. Instagram y twiter nos servirán para ir explicando que tal llevamos el objetivo, nuestros éxitos, nuestros fails, nuestros experimentos… bajo el hashtag #12pequeñoscambios. 
Quien quiera puede sumarse a nosotras, siguiendo o no los temas propuestos cada mes o simplemente, comentando y compartiendo información o recomendaciones sobre cada uno de los temas. Cuánto más grande sea la tribu, más divertido será el reto. ¿Quién se viene?

Photos by Jamie Street on Unsplash


Comentarios

  1. ME apunto!!! Me ha encantado el post.
    Felices Fiestas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz entrada de año. Gracias por el comentario

      Eliminar
  2. Me gustan vuestros objetivos y vuestra manera de pensar así que yo también me uno. :-)

    ResponderEliminar
  3. Excelente... me apunto, acompañada siempre es mejor
    😉

    ResponderEliminar
  4. Me apunto. No se si encaja todo esto al final de un día de compras compulsivas... jajaja pero queda mucho mes por delante :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces tienes que llegar a casa con compras de más para darte cuenta que algo tiene que salir antes de que algo nuevo llegue a entrar. Bienvenida.

      Eliminar

Publicar un comentario